Blog de la domus y la vida familiar en la antigua Roma

viernes, 10 de junio de 2011

Lucerna, alumbrarse en la antigua Roma

Los métodos más antiguos de iluminación que utilizaban los romanos, antorchas de pino y teas presentaban grandes incomodidades como el humo, el mal olor y el riesgo de incendios. Las velas de cera eran frecuentes entre los etruscos que eran productores de cera. Se han encontrado candelabros etruscos de bronce, fechados entre los siglos VI y IV a. C., con forma de trípode y con cuatro o cinco púas en las cuales se clavaban las velas. Las fuentes clásicas explican que la cera debía estar reservada a las clases más acomodadas y los más humildes deberían conformarse con velas de sebo.


Lucernas, Museo Tarragona
 La escasez de madera por el aumento de la deforestación de los bosques a causa de las guerras y el inicio del cultivo del olivo y producción de aceite puede ser la causa de que en la segunda mitad del s. III a. C. aparezcan y se difundan rápidamente los primeros tipos de lucernas de cerámica para aceite que se pueden definir como etruscas y romanas.
 Los candelabros etruscos se sustituyen por portalucernas de bronce con un platillo en la parte alta.


Museo Arqueológico Nápoles
La lucerna consiste en un depósito de aceite de forma circular o elíptica, la boca, por la que se empujaba la mecha, y el asa. Para su fabricación se utilizaba terracota de colores amarillos, rojo o parduzco, frecuentemente se sacaba brillo con silicato. Podían tener una o varias aberturas para la mecha: "Aunque doy luz a convites enteros con mis llamas y teniendo tantas mechas, me llaman una sola lámpara" 
(Marcial, XIV, 41). 
Las clases pudientes utilizaban lucernas de bronce.
 Para apagar la mecha y sacarla se utilizaban unas pinzas o agujas.
"(Símilo) la cabeza agacha, coge la lámpara, saca con una aguja la mecha reseca y con mil soplidos aviva la ténue llama." ( Virgilio, App. Vir. Moretum)

Algunas lámparas muestran inscripciones sobre sus bases, grabadas  en relieve, indicando el nombre del alfarero, el propietario o el reinado del emperador. A veces se pueden hallar también marcas comerciales.
 Para la iluminación de habitaciones más grande o se colocaban estas lucernas sobre plataformas o se suspendían de portalámparas o del techo por medio de cadenas. Estos candelabra se hacían de madera o de metal corriente entre las clases más pobres: "Estás viendo que soy leña; como no tengas cuidado con mis lumbres, se te convertirá, de candelabro, en una gran lámpara" (Marcial, XIV, 44)

Para adornar el tronco se esculpían con frecuencia figuras de animales.


Lampadarium, Efebo, Museo Tarragona
En un "lampadarium" el tronco se parece a una columna o pilar y a menudo se desarrolla arquitectónicamente; desde la parte superior salen varios brazos de las cuales se suspenden las lámparas por medio de cadenas. En ocasiones se representa en el soporte de bronce una estatua de efebo.


Lampadario, Museo de Cambrils, Tarragona

A partir de los tiempos de Domiciano la producción de lucernas se traslada de los pequeños talleres familiares a establecimientos donde se elaboran en serie, lo que conlleva menos decoración. Desde el siglo II d. C. se expande la importación de lucernas africanas.

 Las linternas (laternas) consisten en fundas cilíndricas protegidas con una tapa y atadas con una cadena. En vez de cristal se utilizaban materiales transparentes como cuerno, lonas impregnadas en aceite o saco: "Linterna soy, guía del camino, brillo como el oro con la llama que resguardo, y segura está la lámpara en mi regazo." (Marcial, XIV, 61)

No hay comentarios:

Publicar un comentario